Follow by Email

viernes, 30 de diciembre de 2011

Varias razones para no temer en el 2012

1.Porque lo que es suyo le espera. Para usted fue diseñado un plan, único y especial. Hay territorios intelectuales, emocionales, espirituales y materiales que fueron diseñados para usted, no son de nadie más, y le esperan. “Miren, el SEÑOR su Dios ha dispuesto para ustedes la tierra, así que vayan y tómenla como herencia, tal como les prometió el SEÑOR, el Dios de sus antepasados. No teman y no se desalienten”. Dt 1:21

2. Porque no existe lugar donde estemos solos. Vaya a donde vaya tendrá compañía y no de cualquier clase, sino de la que sacia, dirige y consuela. “No tengas miedo ni te desanimes porque el SEÑOR tu Dios estará contigo donde quiera que vayas». Js 1:9

3. Porque nada podrá robar su sueño. Los problemas vendrán, también el sufrimiento o la dificultad, pero nada de eso tiene la capacidad de producir insomnio si usted confía en su Creador. “Me voy a dormir tranquilo y sé que despertaré, porque el SEÑOR me protege. Por eso no me asustaré aunque miles me rodeen para atacarme”. Sal 3:5,6

4. Porque nadie podrá hacernos daño. La crueldad es una realidad, también la envidia y los chismes, pero si caminamos en principios Eternos y santos nuestra integridad esta a salvo y siempre veras Su mano haciendo justicia, no importa cuanto tarde. “No le temas a la gente, porque yo estaré protegiéndote. Es la decisión del SEÑOR” Jr 1:8

5. Porque superaremos la racionalidad para ver sobrenaturalidad. Nuestra limitada razón será enseñada para juzgar con los ojos del Espíritu y poder crecer en fe y disfrutar de la sobrenaturalidad sin que nos estorbe tanto la realidad. “Pero mientras pensaba en esto, un ángel del Señor se le apareció en un sueño y le dijo: «José, descendiente de David, no tengas miedo de casarte con María, porque el hijo que ella está esperando es por obra del Espíritu Santo”. Mt 1:20

6. Porque nuestras necesidades serán suplidas. No importará si te anuncian desempleo, menos contratos o reducciones de presupuesto, la satisfacción de nuestras necesidades están garantizadas. »Así que no se preocupen por todo eso diciendo: “¿Qué comeremos?, ¿qué beberemos?, ¿qué ropa nos pondremos?”. Esas cosas dominan el pensamiento de los incrédulos, pero su Padre celestial ya conoce todas sus necesidades. Busquen el reino de Dios[d] por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten. Mt 6:32-33

7. Porque aunque nos visite la muerte no nos vencerá. Si partimos o despedimos a alguien cercano sabremos que será un hasta luego, que la eternidad nos espera y que la muerte es una puerta a la vida y no el final de ella. “No tengas miedo. Yo soy el primero y el último, y estoy vivo. Estuve muerto, pero ahora vivo para siempre, y tengo poder sobre la muerte. Ap 1:17-18


8. Porque las malas noticias no podrán perturbarnos.
La certeza de que todo me ayuda a bien evitará, que el torrente de negativismo del que estar cargada la sociedad envenene y amedrente mi corazón. “Nunca le asalta el temor de recibir malas noticias, pues confía en Dios de todo corazón”.Sal 112:8


“Dios mío, tú eres mi luz y mi salvación; ¿de quién voy a tener miedo? Tú eres quien protege mi vida; ¡nadie me infunde temor!” Sal 27:1