Follow by Email

domingo, 8 de enero de 2012

Algunas lecciones aprendidas en el 2011

1. Aprendí que desatender los impulsos de mi corazón, es un riesgo muy alto. Que puedes perder lo más hermoso de la vida si en tus decisiones silencias al corazón y te concentras solo en la razón. La espontaneidad vivifica.

2. Aprendí que el pasado es un enemigo audaz, y te persigue para volverse presente. Seleccionar que conservo de mi pasado y que dejo atrás, no es una tarea fácil, pero si indispensable.

3. Aprendí a establecer distancias y a fortalecer cercanías. Las distancias no son siempre negativas y las cercanías deben realizarse con mucha sabiduría.

4. Aprendí que la búsqueda de autenticidad, de la esencia, del ser yo, implica pagar un precio alto. Algunas personas alentarán su búsqueda, pero la mayoría no lo entenderá, a algunos no les gustará y otros incluso se alejarán.

5. Aprendí que muy frecuentemente cometemos el error de ver a las personas como deseamos verlas, según nuestros intereses utilitarios y egoístas. Nos asusta dejarlas ser y descubrirlas y amarlas en sus yerros y debilidades, tanto como en sus fortalezas y virtudes.

6. Aprendí que los nuevos comienzos son emocionantes y que los saltos de fe me vivifican.

7. Aprendí que no dejo de aprender que el perdón tiene un poder sanador infinito, y que adoptarlo como estilo de vida es una garantía para nuestra plenitud y un antídoto contra la amargura y la soledad.

8. Aprendí que el matrimonio es un invento genial, y que Dios es un patrocinador incondicional de sus invenciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me interesa lo que pensas, agradezco tus comentarios.