Follow by Email

domingo, 27 de abril de 2014

Tres buenas practicas de comunicación en la pareja

La comunicación es un arte y hacerlo bien es determinante, sobre todo si de una relación de pareja se trata. 

El pasado viernes compartí con un grupo de parejas pertenecientes a un grupo llamado Matrimonios Miel, algunos consejos con la finalidad de lograr una comunicación fluida, honesta, oportuna y edificante.  
Conferencia para matrimonios sobre buenas prácticas de comunicación en la pareja 
Les comparto algunas de las buenas prácticas de comunicación en las que deberíamos trabajar para tener relaciones sanas y constructivas.

Conozca el estilo de comunicación de su pareja.
Es simple, si una persona habla chino, no le entenderá en español. Usted tendrá que aprender chino o ella español. Si una persona es pausada, elabora con paciencia sus mensajes, le abrumara si usted le atropella con palabras. De igual forma, si una persona es concreta, tenderá a exasperarse si usted entra en exceso de detalles al relatar un hecho. Conocer el estilo de comunicación de la pareja les ayudará a buscar puntos de encuentro. Cada uno debe aprender del otro y así lograr sintonizarse en un punto medio. Ambas partes tendrán que ceder, pero el resultado valdrá la pena. 



Las palabras tienen el poder de matar, selecciónelas cuidadosamente. 
Matan sueños, esperanzas, amor, respeto, credibilidad, oportunidades. Determinan a las personas y en ocasiones son más dolorosas que un golpe, sobre todo si vienen de la persona que se supone más te ama. Escoja muy bien las palabras que usa con su pareja. Le lanzo un reto: escuche durante una semana las palabras que con mayor regularidad usted utiliza ¿Qué tipo de palabras son? ¿Son de vida o son de muerte? ¿Son negativas o positivas? ¿Edifican o destruyen? 

Las palabras tienen un poder creador: sus efectos pueden edificar o destruir.

Escuche en forma activa.  Escuchar es un fruto del corazón humilde. La persona que es incapaz de escuchar a otro evidencia orgullo y soberbia. No escuchar, es una forma no verbal de decir que lo que la otra persona tiene que decir no es relevante. Esa actitud comunica rechazo e inseguridad al otro. Permita que la persona se exprese, y no haga diálogos mentales ni permita a sus emociones agitarse hasta que su pareja termine de plantear su argumento. Eso le evitará meterse en muchos problemas. 

Tres buenas prácticas de muchas que compartiremos en otro momento. La buena comunicación tiene un alto porcentaje de responsabilidad en el éxito de un matrimonio. 

Pero si usted no está en una relación de pareja también son aplicables a cualquier tipo de interacción humana. Invertir en desarrollarla le permitirá ganar calidad de vida. 


Heidy Arce - ComunicARCE
heidy.arce@gmail.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me interesa lo que pensas, agradezco tus comentarios.