Follow by Email

miércoles, 20 de agosto de 2014

¿Por qué usted no es asertivo?


La asertividad debe aprenderse. Es común que nuestros hábitos de comunicación estén determinados por nuestro aprendizaje social, principalmente el adquirido en la familia. 

Hay ciertos rasgos que denotan la carencia de asertividad en nuestras formas de intercambio de mensajes. Entre más  de estas acumulemos menos asertivos somos. Un solo rasgo de esta lista no nos determina como no asertivos, pero aunque sea uno solo el aspecto en que usted evidencia debilidad conviene trabajar en él. 

¿Que puede poner en evidencia nuestra falta de asertividad? 


1. No es asertiv@ si tiene por costumbre no saludar o no agradecer.

2. No es asertiv@ si cuando habla con los demás no les mira a los ojos. 

3. No es asertiv@ si comúnmente subestima lo que las demás personas van a decir, sin que siquiera empiecen a hablar. 




4. No es asertiv@ si constantemente interrumpe a los demás cuándo hablan. 

5.  No es asertiv@ si el volumen de su voz es tan bajo que cuándo habla continuamente le piden que repita o que hable más fuerte. 

6.  No es asertiv@ si el volumen de su voz es tan alto y el tono tan agresivo que es utilizado para intimidar o para ganar espacios de atención o control de los demás.  

7.  No es asertiv@ si a pesar de tener una convicción o criterio fundamentado sobre un aspecto no lo expresa porque la mayoría tiene otra idea. 

8.  No es asertiv@ si cuando se enoja lo resuelve descalificando a los demás, en lugar de abordar el problema que genera su enojo. 

9.  No es asertiv@  si por temor a ser rechazad@ no expresa lo
que piensa. 

10. No es asertiv@ si siempre desea ser el protagonista y exige atención de todas las personas. 

11. No es asertiv@ si sus formas comunes de comunicación son el choteo, el sarcasmo o la burla.

12. No es asertiv@ sino sabe decir no, si le resulta casi imposible establecer límites en diferentes ámbitos de su vida. 

martes, 12 de agosto de 2014

Su boca y "esas" metidas de pata

No. No lo haga. No subestime nunca el poder de sus palabras. Su boca es como una caja mágica, puede sacar bellos conejos o sapos y culebras. 


Si tuviéramos conciencia del poder que tienen las usaríamos menos ligeramente, y mucho más estratégicamente. 

Las palabras tienen un tremendo poder creativo. Hay palabras que me han cambiado la vida, algunas me han inspirado, otras me han enamorado, otras me han retado, con otras he aprendido, con otras he fracasado rotundamente.  

Las palabras dan vida a sueños, convocan a causas, renuevan las esperanzas e influyen su estado de ánimo.

Una buena técnica para repensar lo que se dice es recordar la máxima que reza, "que de la abundancia del corazón habla la boca", es decir, que cada cosa que usted dice, como una radiografía, revela quién es usted verdaderamente. 


Hay algunas palabras que debemos evitar, no solo para que no nos descubran, sino porque son un síntoma de una enfermedad mayor, que debemos evitar que contagie a otros y de la que debemos sanarnos. 

Veamos algunos ejemplos: 

Las que amargan: uy! esas que cuesta tragar, y que generan muecas cuando se escuchan, que reflejan amargura, frustración y enojo. Son totalmente innecesarias, y luego de que se dicen dejan mal sabor de boca, no solo en quienes las pronuncian, sino también en quienes las escuchan. Son el fruto de la envidia, de la inconformidad que siente quién las dice, inconformidad consigo mismo y con casi todo lo que le rodea. No son productivas estas palabras.

Las quejumbrosas: Que cansado escuchar la queja constante. Esas bocas que solo reflejan una total inconformidad con todo. Nada les satisface, nada les complace, nada es digno de elogio. Esas palabras tienen un poder particular: alejan a la gente, nadie quiere escuchar la queja constante. Una obscura existencia muestran esas palabras, incapaz de apreciar la luz. Quienes no son capaces de tener contentamiento en su vida pasaran constantemente en estados de frustración y no estarán nunca ni cerca de experimentar paz interior. 

Las soberbias: Prepotencia, ostentación, magnificencia, burla, choteo, descalificación. Estas palabras reflejan serios problemas de autoestima y una gran pobreza de espíritu. Por lo general los hechos del dueño de la boca que las pronuncia están lejos de la grandilocuencia con que las pronuncia. Por lo general las personas que si tienen cosas de las cuáles verdaderamente se puede presumir se distinguen por palabras llenas de humildad. El caso de Keylor Navas, hoy jugador del Real Madrid y el de nuestro astronauta costarricense, el primero latinoamericano y quién desarrolla hoy el motor de plasma, Franklin Chang. Da gusto escucharlos. Creo que quién ha alcanzado algo verdaderamente grande se da cuenta que cada vez sabe menos, por lo que conviene la humildad antes que la vergüenza de presumir de algo tan frágil y cambiante como el conocimiento o la fama. 
Publicado por Crhoy.com  

Las soeces: Un corazón contaminado. Lleno de vulgaridad. Quizás no sea culpa de la persona que las usa, quizás fue el entorno en que creció, tampoco tiene que ver necesariamente con su coeficiente intelectual, es que de eso se llenó y de eso habla. Y no sabe discriminar su uso.  Pero que son chocantes, son chocantes. Este es el típico chiste de contenido sexual demasiado explícito, u otras, más populares pero que no en todos los lugares suenan bien como un "mae", un madrazo, y muchas más que no quiero usar. 

Las inoportunas: Esas que se dicen en el lugar inadecuado y en el momento inadecuado. A todos nos ha pasado alguna vez, o muchas veces. No nos hagamos los inocentes. Estas traen usualmente muchos problemas, incomodidades, rechazo. Reflejan la necesidad que tenemos de desarrollar nuestra inteligencia emocional. Particularmente la empatía. 

¿Cómo está hablando? ¿Qué mensaje están dando sus palabras, además del que usted cree? Escúchese hablar. No para drogarse de si mismo y satisfacer su vanidad, sino para evaluarse y darle un uso estratégico a sus palabras y sacar el máximo provecho al poder creativo e inspirador que tienen. 









lunes, 4 de agosto de 2014

Entrevista: Henry Rodríguez, con la radio en su ADN

Un apasionado de la radio, un colombiano que adoptó a Costa Rica y Costa Rica lo adoptó a él. En Radio ADN dirige una revista noticiosa matutina que poco a poco resultó una alternativa por la que miles de costarricenses se han inclinado. 

El año pasado la Cámara de Exportadores lo distinguió como el periodista destacado del 2013 por su trabajo en ADN Hoy, y hoy , comparte en ComunicARCE, un poquito de su experiencia y conocimientos, que sin duda nos ayudarán a comunicarnos mejor. 

¿Quién es Henry Rodríguez?
Un periodista, simple y orgullosamente. Colombiano de nacimiento, nacionalizado costarricense. Dedicado a la radio desde siempre. Con ella, con la radio, he logrado todas mis glorias humanas, desde el ejercicio del reportero (con el que gané el Premio de Periodismo Simón Bolívar, el más importante de Colombia).Reportero de guerra (hice cursos especiales) y con experiencia en todos los procesos de paz en Colombia. Productor de programas independientes y enamorado permanente de nuevas propuestas de radio.

¿Qué es comunicar?
Es esa misión noble de convertir algo en común, de todos, y en este caso sencillo “compartir información”, hacerla partícipe de lo que yo sé. Enterar  -por cualquier vía- a los demás de información que supongo tiene interés.Ese ejercicio de poner al corriente,o de propagar mediante canales compartidos (en mi caso, la radio).

¿Por qué la comunicación suele ser un arte
complejo en nuestra cotidianidad, tanto que muchas empresas lo identifican como uno de sus principales problemas?
Un problema grave en ese sentido es que las empresas, por ejemplo, dan por descontado que con un buen servicio les basta. Que el boca-boca funciona como única herramienta. Pero “cacarear” debe estar en los propios fundamentos de cualquier empresa (como empresa o como gobierno o como sea). Ahora bien, no es solo hacerlo: Hacerlo bien, es clave. El mensaje que llegue a la gente-objetivo debe ser tan claro que solo una vez bastaría. Un mensaje abstracto puede enredar, y eso se aplica para quienes hacen radio. Es decir, que al informar sea tan claro, directo y limpio que no tenga necesidad de repetir.

¿Qué elemento es clave para comunicar bien? 
Claridad. A partir de allí cualquier mensaje es fácil de transmitir y para su recepción. Es claridad de conceptos y de ruta. Si alguna de las dos cosas se enreda, enmaraña el camino. Insisto en eso: la claridad es clave, pero es lógico que claridad con contenido suena mejor.

En un medio difícil y competitivo el programa que dirige y produce ha logrado conquistar el oído de muchos costarricenses ¿cuál ha sido la clave?
Por ser una opción. No pretendimos desde el comienzo ser los mejores o los peores en el dial, sino eso: una opción. Y así comenzaron a llegar los oyentes, porque a partir de ese criterio, nos sentimos libres de explorar otras formas de hacer radio (mezclar música con noticias, comentar los hechos quitándole la camisa de fuerza de un locutor frío, sin emociones…refrescar la radio, el contenido al aire)

¿Qué  diferencia su programa de otros espacios similares?
La diferencia podría estar en la forma como transmitimos en el mensaje (las noticias, los comentarios, etc). Algo que pretendemos es que el oyente se sienta en la sala de la casa con nosotros al lado, charlando, tomándose un café. Ahí, en la forma, hemos encontrado una fortaleza nuestra.
Y otra diferencia fácil de identificar (habrá otras más abstractas) es la facilidad con la le traemos el mundo a la gente. Esto es, personajes de noticias internacionales, protagonistas de grandes hechos, que la gente sepa que ADN puede acercarse a cualquier hecho internacional, en la voz de sus protagonistas.

¿ Por qué no hemos dejado de oír radio?
Porque la televisión ganó un espacio que la radio se dejó quitar. La inmediatez, que es la naturaleza de la radio se la ganaron los noticieros. A los sitios de los hechos llegaron primero las televisoras, y la radio,  consumida por productores con espacios vendidos, noticieros anquilosados, perdió ese protagonismo….Y la imagen ganó espacio. La radio dejo de influir en la opinión, por culpa de dueños de radios tradicionales que no avanzaron, dejaron que se apagara esa llama.

¿Sobrevivirá la radio a la revolución tecnológica y al desarrollo de nuevos medios que esta ha provocado? ¿cómo proyecta su evolución?
Sí sobrevive. Cuando apareció la TV condenaron a muerte los periódicos y de nuevo a la radio, pero sobrevivieron. Igual, podrá perder espacio si no evoluciona. Ahora la radio se ha integrado a lo digital y existe sub-carrier que permite al oyente escoger lo que quiere y al dueño de la radio ofrecer muchos contenidos al mismo tiempo por una misma frecuencia. Con otros medios de emisión, pero sobrevivirá.

Su principal herramienta de trabajo es la voz ¿Qué tan importante es la voz en los procesos de comunicación?
Ya no es importante. Las voces bonitas, graves, de trueno, ya no son claves a la hora de hacer radio. El mensaje está por encima, y está (aquí de nuevo) la forma, el estilo con que pueda acercase al oyente. No hay duda que una voz bonita puede ayudar para el mensaje, pero esa ya no es la columna vertebral del emisor.

¿Cuál sería un consejo simple para sacar provecho a la voz en la comunicación interpersonal?
Conozco personas con una voz envidiable, bonita, llena de color, pero no son capaces de articular una buena idea al aire. Y ocurre al revés, personas que una voz menos agraciada pero capaces de transmitir un buen mensaje, con detalles, claridad, seguridad…si eso ocurre, no me quedad duda que el oyente se aferrará a lo que dice. Porque se lo dice bien.







Endomarketing: mercadeo hacia adentro.


"Trate a su cliente interno, como le gustaría que ellos trataran a su cliente final". Esta frase que descubrí estudiando sobre el tema resume a mi juicio la esencia del Endomarketing. 

Como lo dice la palabra (endo: dentro, en el interior; marketing: mercadeo, es decir,  mercadeo hacia adentro) el endomarketing tiene como principal objetivo aplicar algunas de las técnicas de mercadeo a los públicos internos de nuestras empresas u organizaciones con el objetivo principal de que tales acciones se vean reflejadas en el servicio que recibe nuestro usuario o cliente final. 

The Economy Truth hizo una investigación en 500 empresas que
cotizan en bolsa y determinó que crecen 6 veces más aquellas en las que los colaboradores y colaboradoras se sienten mejor tratados. 

Así que esta buena práctica va más allá de la filantropía y la Responsabilidad Social, tiene que ver también con mejoras en la productividad. 

Esta semana impartiré un taller de Endomarketing para PYMES y he incluido en la propuesta algunos de los beneficios que su implementación tiene para las empresas. 

Beneficios
En total son 8, los más claros y evidentes beneficios, podrían ser muchos más. Destaca una mejora en la comunicación. Ya esto es una gran ganancia, pues se dice que el 80% (Image People)  de los problemas de gestión tienen origen en problemas de comunicación. 

Otro de los beneficios que se obtienen es la reducción de la rotación de personal. Uno de los costos importantes que enfrentan las empresas hoy día. He visto circular por ahí una frase que reza más o menos así: las personas no renuncian a los empresas sino a los malos jefes. Y yo coincido plenamente. El entrenamiento de una colaboradora o colaborador tiene un alto costo para las empresas y si no se se logra retener esa inversión más la experiencia y capacitación que recibe en el camino se va, toda junta a otra empresa. 

También incrementa el salario emocional. ¿Cierto o no que muchas veces hemos pensando: aunque gane menos me iría a otra parte en donde me traten mejor y pueda crecer?  No siempre el dinero es un factor determinante en la satisfacción de su capital humano. 

El primer paso
Hay mucho que decir sobre este tema. Lo trataré probablemente en otras publicaciones. Sin embargo, debe finalizar diciendo que cualquier empresa que pretenda aplicar Endomarketing en su empresa la primera acción que debe hacer es revisar si sus empleados están recibiendo las garantías mínimas que la ley laboral de cada país estable. 

No me serviría de mayor cosa si tuviera una sesión de coaching semanal si mi empresa no me paga el salario mínimo, o la Caja de Seguro Social, o si realizo trabajos de riesgo y no estoy cubierto por una póliza de vida. 

Sin congruencia y responsabilidad no habrá mensaje motivacional, consejo o fiesta navideña  que pueda ser creíble. 


Si desea llevar el curso de Endomarketing a su empresa u organización, no dude en contactarme: heidy.arce@gmail.com